Saltar al contenido

Enoturismo en Ribera del Duero

enoturismo ribera del duero

Historia de la Ruta del Vino en Ribera del Duero

Los viñedos y el vino han marcado este paisaje, la personalidad de su gente, su patrimonio y su cultura. Forman un vínculo inseparable para entender la Ribera del Duero como territorio vitivinícola.

Las primeras referencias a la elaboración del vino en la zona se remontan a 2.000 años de historia. Aunque no existen referencias concluyentes, en sus obras varios historiadores y geógrafos, como Ptolomeo, relatan la actividad vitivinícola entre los íberos celti y los vaccaei de la cuenca del Duero cuando las tropas romanas se dispusieron a conquistarlos.

Los romanos dejaron vestigios de la vitivinicultura en la Ribera del Duero en forma de obras de arte como el mosaico romano de más de 60 metros cuadrados en honor al dios Baco, considerado el más grande de la península.

Esta maravilla fue descubierta por los viticultores durante la vendimia de 1972 y está considerado un Conjunto Histórico Artístico. Desafortunadamente, en 2011, el sitio fue atacado y robado, causando daños irrevocables a una pieza tan hermosa. Ya se ha elaborado una réplica de las teselas perdidas y se puede encontrar en el Centro de Interpretación de Baños de Valdearados.

Son muchos los monumentos que incluyen referencias al vino: racimos de uvas en capiteles de iglesias, nombres de iglesias como el Monasterio de La Vid o santos patronos como la Virgen de las Viñas en Aranda de Duero. Y, por supuesto, las bodegas subterráneas y los lagares están presentes en la mayoría de pueblos, como el de Atauta, el más grande de la era de Ribera del Duero y probablemente uno de los más grandes de España, o el de Moradillo de Roa con un interesante proyecto turístico para su conservación.

Enoturismo en Ribera del Duero

Visitar la Ribera del Duero es una experiencia inolvidable. Esta zona está llena de pueblos acogedores con numerosos monumentos para visitar, castillos, torres y claustros. Todos los rincones de la Ribera del Duero tienen una historia y un paisaje inolvidables.

Aunque la zona de la Ribera del Duero es principalmente conocida por la calidad de sus vinos, sus atractivos turísticos también son un importante patrimonio. Podrás visitar lugares históricos como el Monasterio de Santa María de Valbuena y el Monasterio de La Vid, el Templo de San Miguel o la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción.

Tampoco debes dejar de visitar el Castillo de Peñafiel, las Murallas de Haza, el Palacio de Avellaneda o las cavas subterráneas, importante testimonio de los orígenes vitivinícolas de la comarca.

Por otro lado, Ribera del Duero es uno de los territorios vitivinícolas más proyectados a nivel mundial, muchas de sus bodegas, entre otras la histórica Vega Sicilia, y sus enólogos, como el revolucionario Alejandro Fernández, han forjado la historia moderna de la viticultura y vinos nuevos.

Los tintos (vino tinto) de la zona han marcado un cambio definitivo en la definición de los mejores vinos modernos. Vinos de buen color, graduación equilibrada, entre 3º o 13’5º, tanino potente y presencia elegante ocupan un lugar destacado en publicaciones de prestigio como la Guía Peñín española o la American Wine Enthusiast. Esta publicación ha reconocido a la Ribera del Duero dentro de los premios Wines Star con el premio Mejor Región del Año 2012, galardón que premia el esfuerzo de la región vitivinícola.

La Ribera del Duero es cultura del vino como las cuevas subterráneas y bodegas tradicionales de Moradillo de Roa (Burgos) y arquitectura moderna como las Bodegas Portia construidas por el célebre arquitecto Norman Foster en Gumiel de Izán (Burgos) o las Bodegas Protos construidas por el gran arquitecto Richard Rogers.

El Museo del Vino está ubicado en el majestuoso castillo de Peñafiel (Valladolid). El Museo de Aromas es único en Europa, está ubicado en Santa Cruz de Salceda tiene una colección de 92 aromas con los que disfrutar, recordar y aprender. Más de 280 bodegas y 22.320 hectáreas de viñedo, distribuidas en 60 municipios de la provincia de Burgos, 4 en Segovia, 19 municipios (entre caseríos y villas) de la provincia de Soria y 19 en Valladolid.

Los vinos de Ribera subrayan la expresión más pura de la Tempranillo, la mejor uva de España; grande, audaz y con textura, pero con mucha riqueza y sensibilidad del viejo mundo.

La región alberga algunos de los vinos más buscados y aplaudidos de España. Los riberas se elaboran para envejecer, desarrollando complejidad con el tiempo, pero equilibrando la acidez y la fruta generosa, son vinos inequívocamente amigables con la comida para beber jóvenes.

Las especias, la fruta oscura y los sabores ahumados de la Ribera realzan cualquier cosa que a la parrilla, carnes asadas y pastas.

Los vinos de la Ribera del Duero se pueden comparar mejor con el Cabernet Sauvignon del Valle de Napa gracias a sus sabores ricos y atrevidos, pero tienden a ser más refinados y de estilo del Viejo Mundo, más equilibrados y con un roble menos abrumador.

La Denominación de Origen (D.O.) Ribera del Duero se encuentra en Castilla y León, aproximadamente a 2 horas al norte de Madrid.

Antes de lograr la D.O. En 1982, los productores vendieron uvas a cooperativas y el vino se vendió a granel. Un pequeño grupo de productores locales vio el potencial de la zona y el vino se vendió a granel. Un pequeño grupo de productores locales vio el potencial de la zona y solicitó el reconocimiento de D.O. y sigue teniendo un reconocimiento de D.O. relativamente solicitada tanto a nivel nacional como internacional. A pesar de ello, sigue siendo una denominación relativamente joven pese a su elevado prestigio en el mundo del vino.

Los viñedos de la Ribera del Duero se extienden de forma intermitente por más de 110 kms a lo largo del río Duero. Estas extensas tierras presentan una mezcla de diferentes suelos, exposiciones y elevaciones, algunas de hasta 800 metros sobre el nivel del mar.

El terreno árido, la gran cantidad de luz solar y los cambios extremos de temperatura del día a la noche a veces una diferencia de más de 50 grados crean condiciones óptimas de maduración para las uvas Tempranillo que definen el carácter distintivo de los vinos de Ribera del Duero.

Gastronomía en Ribera del Duero

La dieta de la Ribera del Duero se caracteriza por unos buenos embutidos, como la morcilla o el chorizo, además del queso. Sin embargo, el plato más típico de la tierra es el cordero lechal asado. El cordero joven se sacrifica entre 21 y 25 días y se hace en el horno preferiblemente a leña.

La sopa castellana y el pan rallado pastoral (especialidad de Soria) completan el surtido de platos emblemáticos de la zona, junto con la cuajada con miel entre otras muchas glorias gastronómicas.

En la Ribera del Duero encontrarás tanto restaurantes tradicionales como restaurantes con tapas de cocina moderna y creativa. Los ribereños son amables y acogedores. La Ribera del Duero cuenta con una red de profesionales, acostumbrados a recibir viajeros e invitados en sus instalaciones.

El paisaje de la Ribera del Duero está lleno de viñedos y campos de cereales. En sus bosques podemos encontrar variedades de árboles como pino, encina, pino resinero y enebro. Este bosque es refugio de aves rapaces y otras especies de aves, además de mamíferos como el corzo, la marta, el jabalí o la nutria. El lobo, el gato montés o el tejón son animales que también se refugian en los espacios de esta región. En sus masas forestales o en acantilados rocosos, podemos encontrar el águila real, calzada y culebrera, el halcón peregrino, el buitre leonado y el buitre egipcio.

La parte de la Ribera del Duero que pertenece a Segovia contiene también un enclave natural protegido: “Las Hoces del Río Riaza”, con paredes de 100 a 150 metros que forman cañones y quebradas. En esta zona abunda una gran concentración de aves rapaces. Paisajes ribereños y también paisajes más dramáticos como las Hoces dibujadas por el río Riaza, escenario ideal para realizar múltiples actividades al aire libre, senderismo, team building, etc.

Además, el cauce del río Duero es perfecto para la práctica de deportes acuáticos, como piragüismo o kayak y natación. Los bancos son aptos para actividades al aire libre, como senderismo (por ejemplo, la ruta GR 14 que atraviesa el río Duero desde su nacimiento hasta su desembocadura) y el cicloturismo.

Si te estimula sobrevolar los viñedos en globo, habla con “Bodegas Matarromera”. Si prefieres el dulce paseo a caballo, dirígete a “Bodegas Comenge”. Y cuando llegue el otoño, el campo y las setas, senderismo lúdico y amigable con la naturaleza finalizando con un taller de cocina y una mesa llena de buenas tertulias en restaurantes llenos de sabor como el Molino de Palacios, Los Rastrojos o Lagar de Isilla.

Bodegas en Ribera del Duero Destacadas

A continuación tienes algunas recomendaciones para tu visita a Ribera del Duero

Bodegas Portia

Bodegas Portia es una de las mecas de la arquitectura de vanguardia en el corazón de la Ribera del Duero. Es una bodega verdaderamente icónica que invita a sus visitantes a experimentar una combinación inolvidable de arquitectura, arte, gastronomía y vinos de renombre: Roble, Crianza, Prima, Triennia y nuestro Verdejo Rueda.

Situada en el kilómetro 171 de la A1 a Madrid, en la comarca burgalesa de Gumiel de Izán, Bodegas Portia es una bodega diseñada por el prestigioso estudio de arquitectura Foster & Partners. Este singular proyecto, diseñado por el célebre arquitecto inglés Norman Foster, es una proeza arquitectónica porque crea una armonía perfecta entre una estética y una funcionalidad impresionantes.

Inaugurado en 2010, Portia te invita a conocer nuestro proceso de elaboración del vino y te ofrece la posibilidad de combinar nuestros vinos con algunos de los platos que ofrece nuestro Triennia Gastrobar, que fusiona la alta cocina con los sabores tradicionales. Portia recibe 20.000 visitantes al año

Bodegas Portia pertenece al grupo Faustino, este grupo es una empresa familiar de 4a generación Se iniciaron en 1861, hoy en día tienen 7 bodegas en España: D.O. California. La Rioja, D.O. Navarra, D.O. Cava, D.O. La Mancha, D.O. Ribera del Duero. Grupo Faustino exporta a más de 100 países, es el primer Grupo que exporta vino de Rioja “Gran Reserva” a todo el mundo.

Cuevas y bodegas subterráneas de Moradillo de Roa

Moradillo de Roa es el ganador del premio European Heritage Award Winner por la conservación de las cuevas y bodegas subterráneas. Jurados especializados compuestos por expertos independientes evalúan los proyectos nominados y seleccionan a los ganadores en las cuatro categorías.

Los criterios para la evaluación de las candidaturas incluyen la excelencia en el trabajo realizado y la investigación preliminar realizada, así como el respeto por el valor artístico, cultural y social, el entorno, la autenticidad y la integridad. También se prestará especial atención a la sostenibilidad, la interpretación y presentación, el trabajo educativo, la financiación y la gestión, la responsabilidad social y el desarrollo de la audiencia.

Descubre las cuevas y bodegas subterráneas del grupo etnográfico ‘El Cotarro’ en Ribera del Duero. España. En Moradillo de Roa se puede descubrir la historia de este pequeño pueblo de la Ribera del Duero y su Conjunto Etnológico «El Cotarro».

Este barrio de bodegas ocupa todas las caras del cerro de la Iglesia de San Pedro, tiene una superficie total de 18.000 m2 y alberga un grupo etnológico compuesto por 157 cuevas subterráneas (ubicadas en hasta cuatro niveles) y 7 bodegas de cueva, ella resultado de nuestra cultura enológica. En este pequeño pueblo de la Ribera del Duero, todas las familias tienen o han tenido viñedos y hay una decena que siguen dedicándose profesionalmente al vino.

En Moradillo de Roa hay 193 vecinos, casi el mismo número de bodegas que el Ayuntamiento está intentando recuperar en un proyecto de enoturismo que cuenta con el vínculo de los habitantes de este pequeño pueblo de la Ribera del Duero donde la cultura y el vino escriben juntos su historia.

En diciembre de 2015, el Ayuntamiento de Moradillo de Roa decidió recuperar y mantener sus activos. Es un proyecto de sensibilización, protección, mantenimiento, recuperación y puesta en valor de las cuevas subterráneas y bodegas del municipio de Moradillo de Roa, Burgos. Surge de la necesidad de rehabilitación y conservación del patrimonio vitivinícola vinculado a generaciones pasadas y presentes.

Así, a través de la Comisión de Mantenimiento y Conservación creada a tal efecto, se han llevado a cabo diferentes medidas y acciones, a las que se puede disfrutar de este tesoro subterráneo a través de estas visitas. Moradillo de Roa pretende dar a conocer el valor patrimonial, histórico, cultural y social de nuestro Cotarro de Bodegas y mostrar un mundo escondido bajo nuestros pies.

Este ambicioso proyecto ya ha recibido varios premios y ha sido noticia en diferentes medios nacionales e internacionales:

  • Premio a la Mejor Iniciativa Nacional de Enoturismo 2016 (Acevin) España
  • Nominado como Pueblo ejemplar de la provincia de Burgos por la televisión La8Burgos 2016 España
  • Premio a la Mejor Iniciativa Nacional de Enoturismo 2017 (Acevin) España
  • Premio Vinos Solidarios (Apapnidicsur, Fernán Nuñez, Córdoba España)
  • Finalista del Concurso de Arquitectura Tradicional Richard H. Driehaus (EE. UU.) 2017
  • Premio Renacimiento 2017 (Cultura La Olmera, Valcabado de Roa, Burgos España)
  • Premio a la Conservación del Patrimonio Rural Urbano 2019 (Diputación de Burgos España)
  • Premio La Posada. Mejor Proyecto Burgos 2019 (El Mundo Castilla y León) España
  • Premio Patrimonio Europeo a la Conservación de Europa Nostra 2020. Bodegas Moradillo de Roa destacó entre otros 21 candidatos de 15 países, seleccionados por un jurado independiente de expertos de toda Europa

La localidad de Moradillo de Roa ha sabido recuperar el “Barrio de Bodegas Subterráneas”, preservar la tradición y el patrimonio vitivinícola, adecuar la modernidad al paisaje tradicional de ribera, conviviendo respetuosamente ambos escenarios, creando productos de la tierra que ayuden a mantener el paisaje de nuestra tierra.

Paisajes que se engloban en un Proyecto Enoturístico «El Cotarro» a través de su territorio, que realzan su historia, que hacen que un pueblo se empeñe en preservar un paisaje auténtico de la Ribera del Duero. Un territorio que se proyecta a través de una Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de Moradillo de Roa donde se muestra con orgullo el trabajo realizado para conservar nuestros paisajes y territorio (900 visitantes/año).

Otro de los propósitos de este proyecto es la elaboración del Vino de Pueblo «El Cotarro» elaborado en una bodega tradicional de 1736 «El Tercio» y la elaboración de una Cerveza Vintage con uvas de Moradillo de Roa. Su elaboración se combina con un festival de vendimia, en el que los participantes pueden ver el macerado y prensado de la uva. Además, pueden participar disfrutando del vino, la gastronomía y la buena música tradicional.

Con la elaboración del vino «El Cotarro» lograron:

Primero, recuperar la variedad de uva “albillo mayor”, variedad autóctona de la zona. Esta uva es donada por los viticultores de Moradillo, prensada de forma tradicional en una bodega de 1736 y cuyo vino se hace en la bodega subterránea «Las Animas» en Moradillo de Roa.

A pesar de sus elevadas cualidades organolépticas, esta variedad autóctona corría peligro de ser desarraigada por sus viticultores, ya que su valor en Ribera del Duero era muy inferior al de la variedad «Tempranillo». Esto se debía a que, bajo la Denominación de Origen Ribera del Duero, no era posible elaborar un vino blanco con el sello del Consejo Regulador D.O. Ribera del Duero (ahora lo es).

En Moradillo de Roa se logró evitar que los viticultores arrancaran esta variedad de uva para que la entregaran al proyecto “El Cotarro”. De esta manera, se encargó a un grupo de voluntarios para que fuera a cosecharlo para elaborar el vino de pueblo. Cuando se decidió recuperar la variedad de “albillo mayor”, no se pudo imaginar que esta situación cambiaría en poco tiempo.

Actualmente, esta uva ha incrementado su valor económico debido a que grandes bodegas también han apostado por elaborar vinos blancos en Ribera del Duero, poniendo en valor esta variedad autóctona. De la misma forma que se ha protegido en la D.O. Ribera del Duero para incluirlo en este Consejo Regulador.

En segundo lugar, se logró poner en funcionamiento una bodega tradicional de 1736 «El Lagar El Tercio» que pertenece a Alfredo Arroyo Sanz, vecino de Moradillo de Roa. Resultó ser un éxito enológico gracias a la colaboración de Alfredo Maestro Tejero, viticultor y enólogo de Peñafiel junto a un grupo de voluntarios. Alfredo elabora vinos que reflejan fielmente la tierra de la que nacen, respetuosos con el medio ambiente, utilizando una viticultura que huye de los pesticidas sistémicos. Es un enólogo apasionado, dedicado a sus viñedos, recuperador de viñas viejas abandonadas en España, conservador del territorio.

En tercer lugar, logramos obtener ingresos con visitas enoturísticas a este conjunto etnológico de bodegas subterráneas y bodegas tradicionales donde mostramos nuestro legado histórico y explicamos la forma en que se elaboraba el vino en una bodega tradicional, finalizando con una degustación de nuestro vino de pueblo. “El Cotarro” Estas bodegas han sido visitadas por personalidades como José Peñín, editor de la Guía de Vinos Peñín en España.

La nueva Cerveza Vendimia se elabora con cebada de Fuentenebro y uvas Moradillo de Roa. La Cerveza Vintage #ElCotarro de Cerveza Mica ha sido premiada con la Medalla de Plata en el WORLD BEER CHALLENGE 2018 celebrado en Estoril (Portugal) y la Medalla de Bronce en la Copa del Mundo de Cerveza Artesanal de Dublín 2018.

Enoturismo en Moradillo de Roa

Pocos lugares guardan en su interior el atractivo que atesora Moradillo de Roa. Naturaleza, gastronomía, fiestas, pero sobre todo, costumbres ancestrales sobreviven en esta tierra vitivinícola que mantiene fuertes vínculos con sus raíces.

Esta riqueza cultural sorprende al visitante en cada uno de sus rincones. Su cerro coronado por la Iglesia de San Pedro hace de este silencioso testigo del paso del tiempo. El proyecto de recuperación de bodegas da fe de la tenacidad de su gente, sin la cual el mayor tesoro de Moradillo permanecería escondido y perdido en el olvido. La perfecta sincronía entre el pasado, el presente y el futuro.

Aquí conocerás los métodos tradicionales de elaboración del vino. Sigue la ruta de la uva, desde su pisado y prensado en el tradicional lagar del Tío Santos (1744), hasta su subida al cotarro de bodegas y su guarda en la bodega subterránea El Bodegón (1861). Viaja 300 años hacia el pasado, entrando en las entrañas de la tierra, tal como lo hicieron nuestros antepasados. Prueba los vinos de la región que han moldeado y sustentado estos pueblos durante siglos.

Actualmente, en Moradillo de Roa “El Cotarro” se pueden ver 18.000 m2 de edificios históricos (cuevas subterráneas y bodegas). Un mundo subterráneo donde cultura y tradición se unen para llevar al visitante hace varios siglos.

Visitas a Bodegas en Moradillo de Roa

Las reservas a esta bodega deben realizarse por correo electrónico a la siguiente dirección: info@bodegasdemoradillo.com

A continuación tienes un resumen de la información que debes tener en cuenta de esta visita:

  • Sábado de 10:00h 12:00h 16:00h
  • Domingos de 10:00h 12:00h
  • Entrada ordinaria 6 €
  • Entrada con degustación 10 €
  • Duración aproximada 1:30 h
  • Ruta no recomendada para personas con movilidad reducida
  • Llevar calzado deportivo y ropa de abrigo. La temperatura dentro de las cuevas es de 10ºC)

Para más información visita la web de las bodegas: www.bodegasdemoradillo.com

Enoturismo en Aranda de Duero

Aranda de Duero capital de la Ribera destaca por su gran patrimonio monumental, su famosa gastronomía a base de cordero asado y los excelentes vinos de la D.O. Ribera del Duero. Aranda se asienta sobre un subsuelo extraído por bodegas antiguas e históricas. En su casco urbano se pueden descubrir algunos palacios y casonas que sobreviven al gran desarrollo de la localidad.

Entre los monumentos más destacados que atesora Aranda de Duero se encuentran la Iglesia de Santa María y la elegante Iglesia de San Juan. Otros edificios de interés son el «Palacio de los Berdugo», del siglo XV, el «Humilladero» del siglo XVI y el Santuario de la Virgen de las Viñas.

En la Plaza Mayor se encuentra el CIAVIN, un centro de interpretación de la arquitectura del vino. También conviene visitar las antiguas bodegas subterráneas que recorren todo el sótano de la ciudad. Cuentan con 7 km de túneles excavados en el casco antiguo entre los siglos XII y XVIII dedicados a la conservación de vinos elaborados a partir de la Edad Media. La profundidad de estas bodegas subterráneas oscila entre los 9 y los 12 metros y la temperatura ambiente es de entre 11ºC y 13ºC que proporcionan un nivel de humedad constante durante todo el año.

Aranda de Duero es un lugar del buen comer, donde hay que degustar el cordero lechal asado acompañado de los excelentes tintos de la tierra.

Iglesia de Santa María la Real, templo gótico del siglo XV. Con una hermosa fachadaa atribuida a Simón de Colonia. En el interior, de tres naves y un canal, destacan la capilla de Salazar, la escalera del coro de estilo mudéjar y el púlpito renacentista, obra de Juan de Cambray y Miguel de Espinosa.

Iglesia de San Juan, su torre fortificada formaba parte de las defensas del pueblo. En él se celebró el Concilio de Aranda en 1473. De construcción gótica, anterior a la de Santa María, tiene una elegante fachada de arcos apuntados sostenidos por delicados capiteles y una imagen del Bautista.

Ubicado en la Plaza del Rollo encontramos el Palacio de los Berdugo, elegante casona señorial construida en el siglo XV por Martín Durango y el Rollo Jurisdiccional, originalmente ubicado en la Plaza Mayor como indica un plano de Aranda de Duero de 1503. El Rollo, gótico tardío, representa los poderes jurisdiccionales del pueblo, también utilizado como picota para aplicar castigos.

El Humilladero se encuentra a la salida de la villa. Fue construida en el siglo XVI y destaca por su artesonado y las imágenes góticas de la Virgen y Cristo. El Santuario de la Virgen de las Viñas fue construido en el siglo XVII. En él se encuentra la Patrona de Aranda de Duero, bella imagen de la Virgen con el Niño, del siglo XV. Sobre el río Bañuelos encontramos el Puente de las Tenerías, de origen medieval, que ofrece unas hermosas vistas.

Festival Sonorama

Es uno de los mejores festivales de España con más de 150 agrupaciones musicales en concierto. En su última edición fueron 110.000 personas. Tiene lugar en verano, agosto es perfecto para disfrutar de la música, la gastronomía y la cultura del vino en Aranda de Duero (Burgos).