Saltar al contenido

Enoturismo en Cintruénigo

enoturismo cintruenigo

Acerca de Cintruénigo

Al sur de Alfaro entre Fitero y Corella, bañado por las aguas del río Alhama, se encuentra el “portal de Navarra con Castilla”, una animada comunidad agrícola conocida por sus hortalizas (espárragos y alcachofas de penca), vinos y aceites de oliva, y todavía es conocido por su alabastro.

El pueblo existía mucho antes de que las fértiles tierras del Ebro navarro fueran conquistadas por los moros, quienes instalaron los sistemas de riego que aún existen hoy, a principios del siglo VIII. Los moros permanecieron durante 400 años hasta la reconquista de Alfonso el Batallador, rey de Aragón y de Navarra, en 1119.

Posteriormente en el siglo XII fue la casa de Los Caballeros Templarios; Rodrigo y Martín de Argaiz, dos caballeros navarros, dos señores navarros y mercenarios. Durante 15 días, a mediados del siglo XIX, Cintruénigo acogió a Francisco de Asís, duque de Cádiz, rey consorte de España, esposo de la reina Isabel II.

El 24 de enero celebran la Fiesta de la Virgen de la Paz. La Procesión de los Ballesteros de la Santa Cruz tiene lugar el 3 de mayo cuando la Cofradía de los Ballesteros de la Santa Cruz desfila por las calles de Cintruénigo, tradición que data del siglo XV. Las Fiestas de San Juan Bautista son el 24 de junio.

La fiesta más importante de Cintruénigo es la fiesta de la patrona, la Virgen de la Paz. La celebración dura 8 días a partir del 7 de septiembre de cada año e incluye un «encierro».

Si te encuentras en Cintruénigo a la hora de comer, Restaurante Maher, con 2 soles Repsol en 2021, es parada obligatoria. O puedes conducir hasta Tudela para almorzar (mira nuestras recomendaciones arriba).

Bodegas en Cintruénigo interesantes

A continuación se recomienda la visita a las siguientes bodegas en el municipio de Cintruénigo:

Bodegas Gran Feudo

Esta bodega clásica, la más antigua de la zona, fue fundada originalmente en 1647 por Juan Chivite Frías y su cuñada María Rubio, viuda de Joseph Chivite, cuando la finca aún era parada de diligencias.

Sus viñedos de Tempranillo, Garnacha, Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay y Moscatel se encuentran en Cintruénigo y Corella. La bodega “La Cascajera”, precursora del Gran Feudo (1975), fue construida en 1872.

A principios de los noventa, Julián Chivite Marco (1910-1997) decidió actualizar la bodega para la elaboración de vinos de alta calidad. Actualmente la bodega está regentada por la undécima generación de la familia Chivite; Julián, Carlos, Fernando y Mercedes Chivite, una de las dinastías vitivinícolas más antiguas de España y reconocida internacionalmente por producir vinos de excelencia. La familia también es propietaria de Señorío de Arínzano (Navarra) donde se produce la «Colección 125», y Viña Salceda (Elciego).

La Edición Limitada Viñas Viejas Reserva, 80% Tempranillo, 20% Garnacha, tiene una crianza de 18 meses en roble francés y americano. La Edición Limitada 626 Barricas Crianza 2015, con 12 meses de crianza en roble francés y americano, obtuvo 86 puntos por Guía Peñín en 2019.

La bodega está abierta de lunes a viernes, los fines de semana bajo pedido especial. El tour básico de 90 minutos con degustación de tres vinos cuesta 10 euros. La visita premium, con cata de cinco vinos, cuesta solo 15 €/persona. Contacta con ellos online, por correo electrónico info@granfeudo.com o llamar al (+34) 948811000 para solicitar una visita.

Dominio Lasierpe

Encontrarás esta bodega fundada en 1920 justo al final de la calle del Gran Feudo. Tras cultivar uvas durante décadas, los viticultores decidieron abrir su propia bodega, Bodega Cirbonera, para comercializar sus propios vinos.

Bajo la dirección de José Ramon Aznar, la cooperativa posee más de 1.300 hectáreas de viñedo; la mayor superficie de viñedos de la D.O. Navarra, y la más diversa donde se cultivan ambas variedades de uva autóctona; Garnacha, Tempranillo, Mazuelo, Graciano, Viura y Moscatel, además de Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay.

Los viñedos, con una edad media de 30 años, se encuentran a 400 metros sobre el nivel del mar en una ladera de suave pendiente, produciendo vinos con cuerpo, estructura y un paladar suave, pero que no lanzaron su primera crianza hasta 1997.

La Flor de Lasierpe Garnacha, 100% Garnacha, procedente de viñedos de 35 años, con un gran equilibrio entre madera y fruta, pasa 10 meses en roble francés.

Envía un correo electrónico a comercial@dominiolasierpe.com o llama al (+34) 948 811 033 para concertar una visita a la bodega, que se encuentra a escasos minutos andando del Restaurante Maher.